PARQUE NACIONAL DEL MANU

El Parque Nacional del Manu (1 716.295 ha), ubicado en los departamentos de Cusco y Madre de Dios, alberga más de 800 especies de aves, 200 especies de mamíferos, árboles gigantescos y es también hogar de comunidades nativas. Es en este Parque se mantiene actualmente el record de avistamiento de aves en un solo día y en un solo lugar, con 324 especies.

Vías de Acceso:

Terrestres: Saliendo a 280 km de la ciudad del Cusco por la Carretera Cusco-Paucartambo (12 horas en camioneta 4x4) se llega hasta la localidad de Atalaya, se continúa por río hasta la localidad de Boca Manu (7 horas en bote). Luego se entra nuevamente por el río Madre de Dios hasta llegar al parque.

Aéreo: También es posible llegar a la localidad de Boca Manu en avioneta desde la ciudad de Cusco (45 minutos).

Ubicación

El Parque Nacional del Manu abarca las regiones de Cusco y Madre de Dios y cuenta con una extensión de 1'692.137 hectáreas (la totalidad de la cuenca del río Manu).

Reseña Histórica

Desde 1977 el Parque Nacional del Manu constituye la Zona Núcleo de la Reserva de la Biosfera del Manu, la misma que fue declarada como Patrimonio Natural de la Humanidad por la UNESCO en 1987. Aunque el ingreso no está permitido, los visitantes pueden acceder a varios albergues autorizados en la Zona Reservada y la Zona Cultural adyacentes al parque.

Las primeras referencias acerca de esta región se remontan a la época del inca Tupác Yupanqui, quien en el siglo XV, descubrió el rió Madre de Dios, bautizandolo con el nombre de Amarumayo o rió serpiente.

Perfil Geográfico

Dada su ubicación y abrupto de sus fisiográfica, el Manu presenta una amplia gama de climas y paisajes que dan origen a una extraordinaria diversidad natural. La flora del Manu es tan heterogénea como abundante. Más de 2000 especies vegetales han sido registradas en sus bosques. En su territorio se reconocen hasta cinco formaciones vegetales bien definidas: los pajonales, altoandinos, a mas de 4000 msnm; a menos altitud, los bosques enanos, misteriosos y casi desconocidos para la ciencia; los bosques de neblina, entre los 2800 y 1600 msnm; con sus miríadas de orquídeas, helechos arbóreos y begonias gigantes; los bosques subtropicales, entre los 1600 y 800 msnm, con especies de aplicaciones variadas en los campos de la medicina, la alimentación humana y la farmacología, y el bosque tropical, por debajo de los 800 msnm, en el llano amazónico, con abundantes especies forestales de importancia comercial casi desaparecidas del resto de la amazonia (cedro, caoba, tornillo, entre otras).

El parque cuenta con una gran diversidad de especies animales; más de 800 especies de aves como el águila arpía, el jabiru, el ganso selvático, el gallito de las rocas y el espátula rosada; 200 especies de mamíferos como el mono choro común, el maquisapa negro, el lobo de río, el jaguar, el tigrillo, el oso de anteojos y la taruca; y más de 100 especies de murciélagos.

Se pueden observar además árboles con más de 45 metros de altura y 3 metros de diámetro. Las especies más características son el cetico, la topa, el cedro, el tornillo, la lupuna blanca y la mata palo.

Actualmente habitan en el Parque Nacional del Manu 30 comunidades campesinas quechuahablantes, así como numerosas poblaciones nativas amazónicas tales como los matsiguenka, amahuaca, yaminahua, piro, amarakaeri, huashipaire y nahua.